Video. “Armas antitanque alemanas en la SGM”.

En éste corto vemos el uso de varias armas anti-tanque alemanas diseñadas para la lucha a muy corta distancia:

0.00-0.36: Püppchen, o muñequita, era el nombre con el que afectivamente le llamaban los infantes alemanes al Panzerbüchse 43, un lanzador de cohetes de 88mm que tenía un alcance efectivo de 350 metros. Su producción fue muy limitada por el costo incurrrido al adaptarle una cureña y un sistema extractor de cartuchos.

0.36-0.55: Panzerschreck, o chimenea, éste es un lanza-cohetes propiamente dicho, que también usaba el letal proyectil de 88mm, el cual lograba penetrar hasta 200mm de blindaje. Su alcance efectivo era de 150 metros; 289,151 unidades fueron producidas.

0.55-1.14: Panzerfaust, un arma anti-tanque desechable, después de disparar la ojiva explosiva el soldado simplemente tiraba el tubo. El que vemos en el corto es la versión klein, o pequeña, y aunque su alcance efectivo era extremadamente corto, solo 30 metros, su carga explosiva podía penetrar hasta 140mm de blindaje. En todas sus versiones se manufacturaron cerca de 6 millones de unidades.

1.14-1.44: La Haft-Hohiladungen, una mina-magnética que se adhería a un tanque por medio de tres pares de poderosos imanes.La carga explosiva podía penetrar hasta 140mm de blindaje. Poco más de 550,000 fueron producidas.

Reflexiones sobre el uso de las armas anti-tanque de corto-alcance:
Éstas armas alemanas eran extremadamente efectivas cuando se las usaba contra objetivos aislados. En éste caso el tanque T-34 ruso ésta solo, se ha detenido y no tiene apoyo de infantería; en pocos segundos pasó a ser una chatarra en llamas.
Pero la realidad es que por sí solas aquellas armas de corto-alcance no serían capaces de detener un ataque masivo de blindados adecuadamente apoyados por infantería, por lo tanto, pronto se llegó a la conclusión que la más efectiva forma de detener a los enemigos del Reich era tener una cuidadosa integración de obstaculos, minas, armas antitanque de corto-alcance, fuego de fusileria y ametralladoras, el apoyo de piezas de artillería antitanque de gran tamaño, artillería, y cuando fuera posible, cañones autopropulsados y, claro ésta, tanques.

Pero a pesar de que los alemanes podían tener una idea de como debían de preparar sus defensas, la simple realidad es que sus enemigos, tras años de amargo conflicto, también habían aprendido como preparar y ejecutar sus ofensivas, es más, la mayor parte del tiempo que los aliados lanzaban una ofensiva lo hacían con tal cantidad de tropas y material, que simplemente arrollaban a los defensores.

Espero que éste pequeño artículo les haya gustado,
Victor Aguilar-Chang