Combate-Naval 3: Barcos, blindaje y armamento (1805-1905)

batalla naval 3Combate-Naval 3: Barcos, blindaje y armamento (1805- 1905 d.C.) -3a. Edición 2015-

Descripción:

He llegado a la tercera edición del tercer título de la serie Combate-Naval, un libro que cubre 100 años de historia que van desde 1805 hasta 1905, y en éste veremos la enorme influencia que tuvo la Revolución Industrial en la historia naval. La energía de los motores que aprovechaban la expansión del vapor llevaron directamente a la creación de los grandes barcos acorazados que eventualmente sustituyeron a los barcos de guerra de velas y de remos, barcos que por siglos habían surcado las aguas de nuestro planeta proyectando el poder de monarcas y emperadores más allá de los litorales costeros de sus dominios. Veremos como las nuevas naves de guerra evolucionaron y se enfrentaron en numerosos conflictos a lo largo de esos 100 años de historia culminando con la Guerra Ruso-Japonesa (1904-1905), conflicto en el cual analizaremos lo sucedido en la famosa Batalla de Tsushima (1905) y como en esa batalla un invento revolucionario, el torpedo, agregó una nueva variable de enorme letalidad al combate naval.

En los dos primeros títulos de la serie vimos la evolución de los barcos de guerra y del combate-naval explicando las batallas de Salamina, Economus, Lepanto, las acciones que culminaron con la destrucción de la Armada Invencible y la Batalla de Trafalgar; en el cuarto libro de la serie veremos como el proceso de evolución produjo al enorme mastodonte de acero conocido como el Dreadnought y como éste fue fundamental en el desenlace de la Batalla de Jutlandia (1916). En los próximos libros de la serie analizaremos la aparición de nuevos vehículos de combate, el submarino y el aeroplano, y veremos lo sucedido en las Batallas de Midway (1942), el Mar de las Filipinas (1944) y la Guerra de las Malvinas (1982).

 

Para adquirir los libros en Amazon:

Amazon.com: Haz click aquí
Amazon.es: Haz click aquí

Siempre muchas gracias, y esperando que tengan una lectura muy entretenida.
Victor Aguilar-Chang

Leave a Reply